2009-03-18

Piquete IV

Ahora me estan llegando comentarios directamente al mail, para que los vea y luego decida si los publico o no. Desde ya, si no son insultantes, van todos. El tema lo merece ampliamente.
Y si, desde el momento en que Lin me dijo:"mejor no sigo hablando del tema porque da para escribir algo al respecto" y acepté su propuesta, sabía que esto daba para rato. Si me llama la atención que todos estemos más o menos de acuerdo en el tema (excepción echa de Abaddón, pero eso lo arreglaremos a los golpes el sábado en la cancha =o) ), algo que me deja satisfecho... hasta contento diría. Por un lado, somos una especie de comunidad afín, lo que es difícil de lograr; por otro, la gente de Radio 10 no llega hasta acá, y eso si que me satisface.
Para ir cerrando (y antes del comentario de Lola) una reflexión del Chilo sobre el tema:

"... se hace una simplificación de algo tan compljo que asusta. Lo tremendo no es ya la gente sin formación pidiendo palo, sino que otros muchos piden lo mismo mezclando botas y bosta agraria. La derecha golpista está detrás de todo esto y no se dan cuenta (o no lo quieren ver. LGS). Es triste..."

Lamentablemente, hay gente para la que palo es sinónimo de seguridad. Como Susana Giménez... pero no voy a adelantar mas nada de ese post pendiente.
Finalmente, Lola hizo su aporte, el que transcribo a continuación:

Sobre el piquete

Es sin dudas un Derecho Constitucional el poder circular libremente por los caminos del territorio. Sin embargo, no se puede ignorar otros derechos con los que contamos los hombres por el sólo hecho de serlo. Enunciados tales como la vida, el trabajo, la salud, vivienda, la educación, la dignidad, etc. Con el cacerolazo del 2001, a mi entender una de las manifestaciones más clara de unidad social, que pusieron fin al ejercicio de un Presidente que votamos (y escribo votamos asumiendo la responsabilidad por el sufragio propiamente dicho y no por que lo haya elegido), donde el pueblo puso en evidencia su Mayoría de Edad, haciéndose responsable y revalidando la LIBERTAD, caseroleando por los “Ciudadanos”. Y, posteriormente, se han reiterados más infinidades de marchas, cortes y manifestaciones que siguen poniendo de manifiesto las radicales diferencias sociales. De todas estas manifestaciones me surgen ciertas preguntas que, sin ánimo de entrar en un debate pro o contra piquete y mucho menos de saqueos, me invita a reflexionar a cerca de mi compromiso con una sociedad desigual que tiene hambre, que necesita vivienda, trabajo y EDUCACIÓN (el pilar distintivo de una Nación justa) o simplemente que se atiendan necesidades para su subsistencia, piquete de por medio, que de otra forma no serían ni resueltas ni escuchadas por las instituciones competentes. Así, como han resaltado en este intercambio de opiniones, ese PACTO entre vos y yo, que estamos en el mismo barco y del que tengo la plena seguridad que debemos renovar continuamente para así cambiar la historia, que podamos asumir nuestra responsabilidad, crear, innovar, exigir y, también saber que tanto tus derechos como los míos son igualmente válidos en toda su extensión y expresión. Emprender el camino de la tolerancia es un paso garantista hacia la dignidad social colectiva.


Gracias a todos por pasar y comentar...

LGS

p-d: Lucre: te deje un mensaje sobre Astiz...

7 comentarios:

Lucre dijo...

1º: Excelente el texto de Lola, un placer leerlo. Una expresión de deseo un tanto utópica, quizás, pero no deja de ser lo que todos, creo yo, desearíamos ver en nuestro país, y en el mundo.

2º: LGS, no sé de que comentario me hablás. Dónde lo dejaste? Pasame la data así lo leo, porque no lo encontré en ninguno de mis blogs ni acá. Estoy chicata o está medio escondido? jaja. Avisame.


Sin darle más rosca al tema piquete, porque creo que mi opinión quedó más que clara en comentarios previos, sólo me gustaría decir que concuerdo con Lin, con Lola y con todo aquel que piensa que el polémico "Piquete", no es más ni menos que el reflejo de la gran y grave crisis política, económica, ciudadana, social e institucional que atraviesa nuestro, pese a todo tan querido por algunos como yo, país.

Es el reflejo de la intolerancia, del "sálvese quien pueda", de la ley de la selva, del hambre, del individualismo, de la crisis de valores, de la falta de oportunidades, de la falta de educación, de la pobreza extrema, de los niños estigmatizados desde la cuna, de los sin techo, de los sin futuro, de los sin VIDA.

El piquete va mucho más allá de un "ME ROMPE LOS HUEVOS QUE ME CORTEN LA CALLE". Por ende, como ciudadanos que tuvimos el PRIVILEGIO (porque eso es hoy por hoy la educación, ya no derecho de todos sino privilegio de unos pocos) de estudiar, de llevar a nuestras manos un libro, de sentarnos en una mesa a discutir ideas, lo menos que podemos hacer es ABRIR LOS OJOS y ver lo que pasa a nuestro alrededor con una pisca de conciencia y diciendo basta al cinismo.

Le debemos eso a la infinita cifra de niños de 4 años pidiendo comida en la ciudad de la furia a las 2 de la mañana. Le debemos eso a los que duermen en la calle en pleno invierno sin saber si al otro día amanecen vivos.

Le debemos eso al que "quiere y no puede" porque el sistema lo excluyó desde el momento en que nació.

Lo que TODOS como sociedad debemos entender, es que el PIQUETE van más allá de cualquier lucha, manifestación, reclamo o pedido de un grupo social.

El piquete no es más que un grito desesperado de la sociedad argentina contra su propia decadencia, contra la miseria humana y política; un pedido de auxilio desesperado en el que se manifiesta que todos y cada uno de nosotros clamamos por una transformación social radical.

Independientemente de nuestras ideologías, es el cuestionamiento al capitalismo despiadado y salvaje que está dejando afuera del sistema a mucha gente.

Yo gracias a Dios tengo mi plato de comida en la mesa todos los días, pero no por eso debo dejar de decir que hoy los trabajadores argentinos tenemos el peor nivel salarial de la historia, y una precarización del trabajo y desocupación altísimas.

Mientras tanto las ganancias de los monopolios siguen en aumento. Y esta es la gran victoria de las democracias neoliberalistas.

Seamos más humanos gente. Este país como está no va a ningún lado. Pero la culpa no es de los piqueteros. La culpa es de TODOS.

Hasta tanto no modifiquemos las políticas que favorecen la aparición de estos grupos fruto de la exclusión social, no va a tener fin la decadencia. Y va en aumento.

Saludos.

Paula de Bera dijo...

Pensé que había terminado.
Pero lo de Lola es grandioso, y como dice Lu, un placer leerla.
Lola tiene esos ideales y esas garras de batallar por causas justas que se me pegan de solo leerla.
Me alegra tenerlos de amigos a uds, por el momento solo veo a Lola, a Lu y a vos (por la moderación de comentarios).
Y eso que no coincido plenamente en algunos puntos, pero eso sí está bueno. Poder ser diferentes y expresarlo libremente.
Y sigo difiriendo con el tema del campo, no se puede poner a todos en la misma bolsa, y basta de pensar que la gente no tiene criterio y la llevan de las narices a cortar rutas (hablo del campo). No todos son oligarcas ni milicos los que salen a cuestionarle al gobierno.
Besos!!!

Anónimo dijo...

Hola gay, que lindo despelote se armo. Lea debe estar en cuarteles de invierno. Jejejeje!!!

El CHE vive.

CHILO

Argentino dijo...

hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego

Abaddon dijo...

Lamentablemente para mi (y mi soberbia) y como comentaste anteriormente, tu blog es leido por gente que comparte tus ideales u opiniones y no me sorprende ser el blanco de las críticas (de nuevo mi soberbia).
Y si para hacer ver lo mal de la situación (que TODOS vivimos), si para realizar un llamamiento al gobierno (que no saben lo mucho que le afecta un corte de ruta en el kilometro 485 de la ruta Pcial. Nº 18 en Entre Ríos, donde por el trasncurso de 4 horas estuvimos parados 5 autos y un colectivo de larga distancia, con gente enferma arriba), si para lograr eso, se pasan por el CULO mi libertad de tránsitar por el país, de llegar a estar con mi familia mientras ellos estan todos reunidos a la sombra comiendo un asado, si la libertad de uno termina cuando ellos quieren y no cuando empieza la de ellos, si para todo eso sirven sus piquetes, no me extraña que nos vayamos cada vez más hondo. Si la simple idea del respeto al prójimo es dejada de lado por el método de protesta elegido, por más valedera que sea, la protesta misma pierde su razón de ser ya que para reclamar algo que, según ellos, les corresponde, incurren en una incongruencia. Ya que para reclamar algo que dicen tener "derecho" le sacan el "derecho" de transitar a otra persona.

Tu facho preferido.

Lola dijo...

Sin dudas este tema da para largo debate y verdaderamente es hora de abandonar las adolescencia Civil. Somos parte de esto.

Gracias Lucrecia, si bien puede resultar un tanto utópico mi deseo, tengo la plena seguridad que si puede ser. Que tiene que suceder. Me niego a pensar que no sucederá.

LGS, me ganaste de mano con la publicación. Encantada de ser parte de este debate. En cuanto a las declaraciones de la diva de los teléfonos, me da escalofrió de sólo pensarlo.

Saludos.

Anónimo dijo...

GAY, para cuando se terminan los cuentos? Gay

CHILO