2012-01-03

La sangre

La sangre es el unico vinculo que realmente perdura a traves del tiempo. El resto es efimero, inconsistente... La mayoria de las veces, forzado diria. Como dijo un amigo, estoy sangriento, pero sucede que no me quiero olvidar de esto. Nunca màs olvidarme!

LGS

2010-12-16

¡Qué trabajo me cuesta
dejarte marchar, día!
Te vas lleno de mí,
vuelves sin conocerme.

¡Qué trabajo me cuesta
dejar sobre tu pecho
posibles realidades
de imposibles minutos!

En la tarde, un Perseo
te lima las cadenas,
y huyes sobre los montes
hiriéndote los pies.
No pueden seducirte
mi carne ni mi llanto,
ni los ríos en donde
duermes tu siesta de oro.

Desde Oriente a Occidente
llevo tu luz redonda.
Tu gran luz que sostiene
mi alma, en tensión aguda.
Desde Oriente a Occidente,
¡qué trabajo me cuesta
llevarte con tus pájaros
y tus brazos de viento!


Federico Garcia Lorca


La puta madre!

Lgs

2010-12-08

A la vuelta de todas las cosas - Capitulo 2 - 2º parte

Así que supongo que si el no buscar te puede llevar a alguien, también ese alguien puede terminar siendo lo que nunca buscaste. Quizás no de forma definitiva, intempestuosa, cual rayo partiendo en dos un árbol. Pero si como la llovizna, que empieza de a poco y al rato, sin pensar en lluvia, te das cuenta que estas mojado, solo... y donde habías empezado. Y la ropa que se va mojando, lentamente, y cada vez se hace mas pesada. Primero te pesa en los hombros, pero los dejas pasar porque te sentís Atlas, capaz de sostener al mundo. Luego pesa en los brazos, las piernas... y sentís el frió que te llega hasta los huesos cuando pensabas que eras la fuente eterna del calor. Una derrota que, por lentitud al llegar, por acostumbrarte a las pequeñas batallas perdidas, te acerca la derrota de total, la perdida de la guerra, mas que como un castigo, como una liberación. Algunas cosas se me antojan bizarras a la distancia... Grace era todo bizarro. Todo humo de under y apenas algunas luces que dejaban ver perfiles que a la luz del día, con claridad, no mostraban lo que uno había imaginado al ardor de la bebida amarga y refrescante.
Si bien termine todo abruptamente, debí terminarlo antes. Evitar verte llegar a casa sin el autocontrol que el alcohol quita y renegar de mi, de vos, de tu vida, de la muerte que te había arrebatado gente cuando yo ni siquiera existía. Pero la culpa es un poco del peso que te adjunta la lluvia, pero solo un poco nada mas. Todavía tenían que caer varias toneladas mas sobre mi cabeza.
Al fina, yacía en el fondo de todo ese peso desmoronado en mi. Queriendo levantarlo un poco pero sin brazos para poder hacerlo. Una amarga caricatura intentando evitar la destrucción posterior al naufragio. Quería naufragar, pero no a esas profundidades.
Nos fuimos esparciendo por la superficie del océano hasta alejarnos incondicionalmente. Ya ser un extraño para el otro no tenia precisamente nada de extraño. No hubo culpas, no hubo motivos aparentes... nunca lo supiste. Ya tendré tiempo de pedirte perdón.

LGS

2010-12-01

A la vuelta de todas las cosas - Capitulo 2 - 1º parte

En realidad no buscaba nada. Nada de lo que había ahí y sabia que no era el lugar apropiado. Sentirme engañado no ayudaba al cuadro general y el descreimiento hizo que no volviera a llamarla por teléfono. Lejos estaban quienes me acompañaban de bucear en el abismo que se había abierto en mi alma. Lejos de tener la capacidad siquiera de adentrarse, de zambullirse y contener la respiracion por eones, hasta comprender un poco de lo que creía yo, era mi atormentada alma. Nada mas lejos ni menos dramático, reconozco. Pero el drama es una tentacion que pocas veces sabemos esquivar a tiempo. En esas épocas apenas si podía funcionar sin evocar el pasado y mi "tragedia", así que era un tanto recurrente.
No pensaba mas que a nivel zumbido... un murmullo inconsciente adormecido por la bebida del momento. Ni búsquedas, ni escenas heroicas, ni canciones al oído ni dedicarle a alguien 5 minutos de mi vida (mucho menos una noche entera) y sin embargo me saludaste, me recordaste quien eras y expusiste una teoría acerca de lo bien que me vendría estar con vos. Nunca supe si por ese rato o por los que luego fueron 4 años. Que te gustara andar en bicicleta fue un click en mi cabeza que me remonto a las épocas en que esa actividad me llenaba de alegría.
Y yo que no buscaba nada ni nadie...

2010-11-29

Se viene el cambio de plantilla... menos imagenes personales... otra forma de ocultarse?

LGS
Te extraño. No lo puedo evitar. Me dejé llevar en la marea de azules y blancos y casi ni volví a verte. Ni una despedida apropiada te di, un hasta luego, hasta siempre o algo menos dramático. Te tuve ahí, sin irme ni dejar que te fueras. A pesar de que guardas mis mejores momentos, a pesar de todo, te dejé ir lentamente...
Por que he de sentirme culpable si ni fue a propósito. Y ahora siento que me cuesta mucho mas volver a vos de lo que me había imaginado. Si bien fuiste yo, nuestros caminos se bifurcan y ya somos tan distintos. Como debe ser.
Te veo a la distancia. Te siento inalcanzable. Y sin embargo acá estoy. De nuevo junto a vos. Aunque no seamos los mismos pero dispuestos a conocernos de nuevo. A despertar esa atracción, esa necesidad visceral, ese dolor que se desgrana entre cada palabra, luego de un punto... Llegó el momento, no creès? Si, se que lo creès. Pasó el tiempo. Reparto los naipes de nuevo?

LGS

2009-12-02

A la vuelta de todas las cosas

Cinco cosas me acercaron a vos. Tu gusto por la música de los 70's, el cariño por los animales perdidos, tu no frivolidad que al menos yo creía interpretar, la increíble ingenuidad de la adolescencia y el entender cada cosa que decías, sin haberlas dicho siquiera.
Después todo fue una vorágine, pero que avanzaba en cámara lenta, al ritmo de la prosa escrita en una carta, que solo viajaba los 20 metros que nos separaban entre los salones del colegio. Era extraña esa dualidad, porque al vernos, apenas si nos hablábamos, un gesto, un acercarse, y luego nada... nada de lo mucho que dejábamos ver en el "otro lado" de nuestra relación.
Te conocí con tu apodo, sin que te gustaran tus nombre, que tan bien alimentaban mi sueños, encajando perfectamente en delirios que nunca iba a llevar a cabo. Luego fuiste flaca, simplemente. Antes, mucho antes de Calamaro. Y era así en los renglones, los miles de renglones que no cesaban de fluir como un río desbordado. Y comencé luego a guardar ese río. A esconderlo, en la profundidad abismal de mi alma, donde yo ni siquiera me animaba a asomarme. El vértigo que me provocaba aceleraba mi corazón, así que te disfracé de mil formas. Te escondí en miles de lugares y te encontré en cada acorde de la música que compartíamos. Fui dos días vegetariano por vos, y creo que vos entendiste el deporte por mi.
Pero todo seguía ahí, acumulandose, apilandose entre cartas y suspiros, entre canciones y barriletes. Siempre llenando algo que yo creía sin límites... hasta que te fuiste. Te fuiste físicamente, seguiste con el paso lógico que había que dar. Ahora sé que no me olvidaste, se que yo no lo hice... diez años. Diez años pensándote, imaginandote en esas cartas que quemé para luego arrepentirme. Diez años chocando contra tu pared, manchandola de la sangre de mis conquistas, que volvían a ser derrota cuando tu fantasma aparecía inexorablemente a mi llamado... diez años hasta desterrarte.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

A Silvana la conocí en un antro Underground al que asistía como si de una reunión religiosa se tratara. Apenas terminado el colegio, pensando que iba a hacer con mi vida, presión de los padres... post adolescencia modelo.
La conocí dejándole una bomba de efecto retardado, pasando a su lado y diciéndole que estaba seguro de que era ella fan de U2, y siguiendo mi camino, contando los segundos hasta oír la explosión. Y la onda expansiva de dicha explosión llego en forma de mujer, acercándose y preguntándome como es que yo sabia eso. Me sentí bien, en forma. A veces mi cerebro guarda esos datos que aparecen luego, con el correr del tiempo, en forma repentina, y me ayudan a armar un rompecabezas que mi razón se niega a interpretar. La había visto con una remera de U2 en el colegio, muchos años antes.
Preparé el terreno, con paciencia, metódicamente y lo coroné cantándole al oído Stay (faraway so close).
La visité a su casa, como cualquier novio de los 90's, caminando hasta su puerta con REM al oído, en los Aiwa que me permitían disipar la exitacion en aumento a cada paso que daba.
No estaba conforme con su vida, ni con lo que le deparaba el futuro. Tampoco estaba demasiado conforme con mi camino, apenas trazado, apenas visible... pero eso fue un problema a futuro, no lo era todavía. Caminamos un poco, ella con una manzana verde en la mano, yo con miles de cosas en la garganta, todas apretadas y sin dejar salir a ninguna. Fuimos a una plaza, nos besamos.
Se entendió bien con mi madre (con el tiempo me di cuenta de que no era merito hacerlo... mi madre se entiende con todo el mundo), y el sexo empezó lentamente, explorándonos mutuamente. Nunca entendí por que me dijo que era virgen, no lo necesitaba ni me interesaban esas cosas... Explotamos una noche, en casa, sofocando los gemidos con la música de fondo de la Mtv.
Volvimos a lo del futuro cuando me contó que empezaba los cursos previos de medicina. Yo estaba bastante decidido por la docencia, y eso desencadenó mi primera ruptura por principios. En determinado momento me dijo que no le parecía una carrera muy rentable, yo le hable de vocación, de no pensar mucho en lo económico... de el trabajo y el estudio (jamás le mencioné el fusil). Exageradamente, dijo que no creía que ese fuera un futuro para ella, le dije que bueno, la entendía, la saludé y me fui. Me alcanzo en la parada del colectivo... debí haberme ido caminando, por otro lado.

Cruzaba la plaza, con sus canteros circulares y los areneros. La cancha de volley - basket - fútbol - patín y todo lo que se prestase para matar el aburrimiento. Y la vi. La Flaca esperaba algo, nunca supe que.
Sentí un iman de carne atrayéndome hacia ella, pero en lugar de contenerme, veía como aumentaba mi velocidad. Iba a ser una colisión, y quería que fuera bien fuerte, al ritmo de los latidos de mi corazón. Vi su media sonrisa, sus ojos marrones al sol cuando levanto la mirada, creo que me invitó a sentarme. Yo estaba demasiado absorto como para entender nuestro idioma... Nos pusimos al día, hablamos de nuestras relaciones. Me contó que su novio le había pegado. Y fue ahí cuando tuve el impulso, el primero que decidió el futuro de mi relación con Silvana. Mientras la Flaca me hablaba, sentía en mi el deseo de callarla, de decirle... gritarle, que podíamos tener un futuro mejor juntos, un futuro a la vuelta del fin de semana siguiente, sin ir más allá. Que yo podía dejar a Silvana, ella a su novio (me había dicho el nombre, pero lo borré inmediatamente de mi mente) y seguir juntos. Yo jamás te hubiese golpeado, hicieras lo que hicieras... Todo eso me paso por la mente en unos segundos interminables. Todo lo que había estado guardado en el abismo sin fondo, se reveló a punto de desbordarse incontenible... Y me callé. Le di un abrazo, mitad temblor, mitad furia y me fui. Le compré flores a Silvana, no duraron. Con el tiempo nuestras diferencias se hicieron insalvables. No nos volvimos a llamar, eran épocas sin celulares ni mails y apenas algunas lineas de teléfono. No hubo nada mas que un chau. Algo de lágrimas en sus ojos, resignacion en mi mirada. Luego me enteré que me había engañado con un médico residente mientras realizaba su acercamiento a la carrera de medicina... y que decirle? Yo la había engañado mucho antes... quizás desde un primer momento.

2009-11-23

A estas horas y pensando en no doblare y romperme si hace falta. De mis trozos encontraré la nueva forma. De la debacle conseguiré gambetear la oscuridad, dejarla atrás con un apenas observarla con el rabillo del ojo, e iré directo hacia mi próximo quiebre, mi irremediable choque a altas velocidades.
Basta de necedades. Basta de estupideces ciclotímicas que si bien no son mías, me provocan esas arcadas literarias y estas ganas irrefrenables de escribir, escupiéndote a la cara de tus onomatopeyas blogueriles. Voy de frente a golpearme, soy de la generación que no conoció el airbag en el auto de mi padre, y que choca con el cuerpo, hasta con el alma, con todo. Que se rompa, si señor. Ya ni contemplo el que se doble. No, eso no, eso no otra vez. Como se desangra Baglietto en una verdad irrefutable: voy hacia el fuego como la mariposa. Derechito, a apagarlo con lo ínfimo que es mi ser. Voy a una hoguera irremediable y cuando me queme... que espectáculo!

LGS

p-d: un futuro de delta, en un lanchón, buscando de que reír... apenas un mojón en el viaje. Una parada que se puede saltear, cual paisaje aburrido de llanura interminable.

p-d2: a los que han abandonado el barco, gracias x sus momentos. Pero este madero que apenas flota es mejor que la tempestad de afuera. y aunque el mar estuviera calmo!

2009-11-09

Pelotudez, in the name of love

No, no es que este en contra del amor. Ni mucho menos! Siempre es bueno ver a la gente feliz, aunque esa felicidad se les dibuje en una mueca de idiota en la cara. Lo que me molesta, realmente me pone de mal humor, es ver como la gente cambia "gracias" al amor.
Si bien hay cambios (no se puede evitar quedarse con la mirada perdida y babeando para algunos) hay cuestiones de fondo, de principios que no deben dejarse de lado. Como una amiga dijo, muy cierto y acertado, nadie resiste un archivo (y no creo que hable de fotos solamente) por lo que ser congruente a lo largo de la vida es casi un acto divino. Por lo tanto, declaraciones fundacionales luego pisoteadas sin miramientos (no entra más una mujer a mi casa! están todas locas! y a la semana había una "estudiando" en casa conmigo) pueden ser toleradas y hasta entendidas si se quiere.
Lo malo, lo terrible, es cuando encontramos al adalid de la acidez mundial, un héroe que desprecia los días de San Valentin a sabiendas de que es solo un negocio más; que se caga en los llamados telefónicos donde abundan las palabras "mi vida, mi sol, chuchi, puchi...", que anda por la vida pateándole en la boca a las demostraciones melosas e innecesarias de amor pasajero muchas veces, ese canalla (o esa, va para los dos géneros) que sabe a ciencia cierta que los hombres / mujeres son todos/as iguales, cortados por la misma tijera (diría mi madre) y se los hace saber a cada paso controvertido que dan, enrostrándole su constante idiotez en cuanto a género.
Ese/a caballero con armadura que golpea sin miramientos a los caballeros que van a rescatar a las doncellas como si fuese la única tarea propia de un hombre en la vida... Uno encuentra a esta gente (o sus sitios de Internet) cual remanso en la vorágine de pelotudeces melosas y anécdotas interminables de relaciones anteriores mal redactadas llenas de risas y onomatopeyas fuera de lugar y dice: he aquí un/una bravo campeón que patea las idioteces románticas al mejor estilo maestra jardinera que les habla como retardados a los chicos.
Y al tiempo, sin período de transición, sin aviso siquiera al mail (algo como: queridos seguidores, me voy a vender mi alma al diablo y vengo... y lo voy a hacer con alegría!), aparecen hablando de las bondades del amor, de como ese elemento maravilloso estuvo ausente en sus vidas por cuestiones que vaya uno a saber; y ahora que ha reaparecido han comprendido la verdad, la increíble verdad: para demostrarlo, tengo que comprarle un osito de peluche a mi puchi! y sacarle una foto para postearlo en mi blog: http://mecagoenlospelotudosmelosos.blogspot.com
Y uno no termina de salir de su asombro, de cerrar la boca que le quedo abierta al volver al sitio donde pensaba encontrar un poco de cordura, y ve que, el/la antigua defensora de la individualidad, atacante constante sin descanso de las idioteces propias de la gente, esta intentando (y reiteradamente!!!) convencer al resto de las bondades del amor, como si de una reunión de Essen se tratara...
Ya es suficiente ver como se alejan del blog, como probablemente abren otro con una finalidad amorosamente oculta, como realizan un canto a la llegada del amor y de esa persona en particular (cuando uno ya sabe que estuvo tirando lineas a cuanta persona entro en su sitio a ver si le daba bola); no conforme con todo eso, repito, comienzan su evangelizacion tratando de que todos estén en su misma situación (me pregunto si, en el fondo, no será una especie de venganza... de atraer incautos para no sentirse tan estúpidamente solo/a), dejando comentarios en facebook o myspace en fotos de gatitos jugando con una bola de lana, en sitios donde otros hablan de sus hijos diciendo que lindo seria estar ahí; sitios a los que antes hubiesen escupido de solo conocer y hubiesen levantado el puño diciendo que preferían besar a un milico de la dictadura antes que convertirse en eso.
Me es difícil cerrar semejante declaración, pero creo, mis estimados "panqueques", que pueden caer en el estado de gracia amorosa, como a cualquiera de nosotros nos ha pasado... pero dejen el osito de peluche para algo intimo. Ese exceso de dulzura puede matar a muchos diabéticos! Piensen en ello!

LGS

2009-11-07

Hoy vi el secreto de sus ojos... que decir ante semejante obra? Realmente me conmovió, partes hasta las lágrimas. Creo que el concepto de amistad entre Francella y Darín me llegó al alma. Y cuantos nos hemos guardado cosas que nunca cerramos luego? Cuanto que a muchos, de alguna forma, nos ha pasado...
Recomendable desde todos los puntos de vista. Y esta bueno pensar que siempre, siempre, se tiene una oportunidad más.
De lo mejor que he visto, y los papeles de Rago, Darín, Francella y Villamil son sencillamente superlativos.