2006-08-09

El rol de las mujeres




Hace un tiempo que en mi ciudad se ha desatado una polémica sobre le rol de las mujeres. Una carta de lectores lo despertó y se generó un ida y vuelta muy interesante. En mi caso, me interesa que las mujeres ocupen el lugar que crean conveniente, pero que no pierdan sus cualidades propias de mujer, lo que las hace tan agradables para el sexo opuesto. Pueden trabajar y ocupar el cargo que quieran, pero pueden, también, seguir siendo dulces y cautivantes...

A!

¿Qué nos pasó a las mujeres?

Leyendo un libro sobre la mujer me llamó la atención darme cuenta de cuánto ha cambiado. Lo que quiero decir es que a la mujer siempre se la tuvo como una persona delicada, amorosa, sencilla, confiable, solidaria, que irradia luz y dulzura; una persona prudente, que sabía guardar misterio. Por lo tanto, miro a mi alrededor y me pregunto: ¿qué nos ha pasado?

Magalí Parisi, DNI 35.585.286

mparisi@hotmail.com

¿Qué les pasó a las mujeres? (I)

Creo tener la respuesta para la lectora Magalí Parisi. Probablemente hay un poco de todo. Falta de educación y orientación de los padres hacia sus hijas, descontrol de éstas... En fin, una temeraria actitud de desafío de la mujer al mundo estrictamente dominado por los hombres. Vaya pobre consuelo de tontos, ¿cómo se "libera" hoy la mujer? Lisa y llanamente entregando su cuerpo, porque guste o no guste cualquier camino que emprenda la mujer que no sea el de las virtudes que enumera Parisi en su carta, inexorablemente la lleva a ser pasto de hombres sin escrúpulos (¡y después se quejan de que las toman por objetos!). Además, muchas mujeres, no todas porque generalizar es malo, asumen o adoptan una postura de macho, es decir, hablan como machos, caminan como los machos, insultan como los machos, hacen deportes de machos, van al gimnasio y desarrollan cuerpos de macho. En fin, daría la impresión de que su frustración es no poseer un pene. Viven obsesionadas por el físico y parecen, por sobre todas las cosas, obviar el hecho cierto de que esta vida en realidad no es más que lucha, y que todos, hombres y mujeres, estamos sujetos a los cíclicos golpes del destino, al sufrimiento, a las pérdidas, y mientras tanto, inexorablemente, envejecemos. Todo esto parecen ignorarlo estas pobres diablas, y un caso realmente patético es el de las modelos (¿modelos de qué?), como acaba de acontecer con la joven uruguaya que cayó muerta en pleno desfile. "¿Qué nos pasó a las mujeres?", se pregunta la lectora Parisi. Pasó que han sido estafadas. Ni más ni menos.

Miguel A. Decunto

DNI 11.270.762

¿Qué les pasó a las mujeres? (II)

En respuesta a la carta de lectores de Magalí Parisi, me veo en la necesidad de decir que el rol social de las mujeres ha cambiado. Ya no somos solamente objetos de adorno (digo solamente porque aún quedan vestigios de nuestro antiguo rol), sino que somos mujeres devenidas personas. Ya no tenemos necesidad de ser sumisas, frágiles y agradables, porque tenemos otras cualidades que nos hacen mucho más valorables, incluso a la hora del trabajo. La independencia femenina respecto del varón proveedor desarrolló en nosotras aptitudes para defendernos en la vida que antes no teníamos (gracias a Dios). La pregunta es: ¿por qué la mujer debe ser una "persona delicada, amorosa, sencilla, confiable, solidaria, que irradia luz y dulzura"?

Romina Aiello, DNI 23.190.821

romiaiello@hotmail.com

1 comentario:

Mariana dijo...

Hola! las mujeres podemos ser competentes, luchadoras, profesionales, sin perder esas caracter´siticas femeninas como lo son la dulzura,la confiabilidad.

Lo importante del feminismo es que ha dado luz a un nuevo humanismo, gracias a este fenómeno, los hombre se han dado cuenta de que pueden ser sensibles, sentimentales, confiables, dulces, buenos amigos, cálidos, comprensivos, sin perder un ápice de masculinidad. Lo bueno del feminismo ha sido el descubirmiento de las características "femeninas" también son masculinas y por tanto humanas.

Respecto al coemntario de la modelo uruguaya que cayó en pelna pasarela, recomiendo leer un buen libro (que tampoco he liedo pero quiero conseguir) denominado "Reacción: la guerra no declarada contra la mujer moderna" de Susan Falludi. Y por supuesto recomiendo leer "El SEGUNDO SEXO" de Simone de Beauvoir

Saludos
Mariana