2006-08-01

De nuevo el tabaco...






Esta carta de lectores motivó mi respuesta...

Repudio a la ley antipucho

¿Si sabían que la ley antitabaco iba a provocar tanta polémica por discriminar a una parte importante de la población, por qué no se pensó en permitir lugares exclusivos para fumadores? ¿Era demasiado esfuerzo intelectual como para que entre los cientos de diputados/senadores/concejales y el ejército de asesores a nadie se le pudiera haber ocurrido? ¿Tenemos un Poder Legislativo repleto de incapaces, levantamanos, que por disciplina partidaria aprueban cualquier cosa que les presenten? ¿Entre ellos no hay nadie que tenga dignidad y sentido común, y plantee que este proyecto de ley no es justo para una de las partes, por lo que va en contra de sus principios? Porque no quisiera pensar que esta ley fue hecha así a propósito, con la intención de que para modificarla los dueños de bares y restoranes usen la "Banelco". El año que viene hay elecciones, tengamos memoria, no coloquemos en el sobre de nuestro voto las boletas correspondientes a diputados, senadores y concejales como repudio a su discriminación.

Roberto Belluccia

Y esta fue mi respuesta, que no se hizo esperar...



Sr. Belluccia:

Coincido con usted en muchos aspectos de su carta. La cuestión de las capacidades de los senadores y todo el grupo que los rodea (asesores, asistentes, etc) diputados, concejales, etc... bien, coincido con la gran mayoría de sus calificativos. En algunos puntos creo que se queda corto y podría ahondar más en ellos, pero para hacer eso necesitaría todo el diario del domingo...
No obstante, algunas de las cosas que dice no me parecen correctas. Según la OMS el cigarrillo y sus deribados es un vicio, una adicción. No creo que sea necesario definir el significado de adicción, creo que ambos entendemos de que se trata. También queda claro que el cigarrillo no es una costumbre (yo no tengo esa "costumbre" ni muchas de las personas que conozco) pero si fue aceptado por la ley creo, a mi criterio, por tratarse de un vicio que no asesina de forma inmediata ni proboca alteraciones de la conducta, lo cual es una imbecilidad por parte de los legisladores ya que el tabaco provoca estragos en el cerebro y órganos que conforman el sistema respiratorio. Pero no voy a ahondar en esto, usted, como fumador, debe saber las consecuencias de sus actos y no le debe importar, ya que sigue fumando. Pero eso es cosa suya. No soy quién para juzgarlo... lo cierto es que con igualdad de criterios respecto a abrir bares para fumadores, también podríamos abrir bares para adictos a la marihuana, bares para cocainómanos, bares para alcoholicos en grado avanzado de dependencia, bares para fumadores de opio, en fin... que sea un vicio socialmente aceptadp el cigarrillo (y gran parte de dicha aceptación proveniente de la propaganda de las tabacaleras destinadas a idiotizar el cerebro mostrando imágenes de fumadores exitosos en todos los ambitos de la vida y solamente creibles por personas con escaso coheficiente intelectual) y, sobre todo, aceptado por la imposición de quienes fuman que nunca (o muy pocas veces) han tenido respeto de quienes no lo hacemos. Desde encender un cigarrillo en lugares donde asisto con mi hija de 5 años sin importarle mi salud y mucho menos la de una menor inocente, hasta frases como "si no le gusta váyase", o "fumo porque tengo ganas" y otras barbaridades dignas de imbéciles que, encima, no pueden controlar su vicio.
Si la ley es una jugada para utilizar la banelco? puede ser, no voy a defender a corruptos que siempre han tenido intereses ocultos. Pero, cuirosamente, si la ley tiene ese objetivo o no, les ha salido algo positivo: revalidar mis derechos de no vicioso, de no enfermo, de no adicto, por sobre quienes quieren imponerme su mal llamada costumbre envenenatoria. Ya tengo suficiente con el smogg de los motores de combustión interna o los alimentos transgénicos como para "disfrutar del sabro del encuentro" (perdón x la ironía).
Como ultimo punto, sr Belluccia fume, fume todo lo que le guste, fume incontroladamente o fume un cigarrillo luego de cada comida, haga lo que le dicta su costumbre (si no quiere llamarlo dependencia) hgalo libremente, pero en su casa y, si de perjudicar se trata, hágalo con su familia.

Muchas gracias por leerme.

Ariel Lagos

2 comentarios:

meteoro dijo...

Ariel dejare de fumar cuando no vendan tabaco.
Si es tan malo que lo prohiban como la droga.
Pero perseguirnos y al mismo tiempo hacer negocio es muy hipocrita.
De acuerdo que no es muy bueno,para el que fuma, pero en absoluto es malo para el vecino.
Por esa misma regla tendrian que prohibir los coches, calefacciones etc.

A.L. dijo...

No tengo la menor idea de quien sos (me gustaría saberlo ya que te dirigís a mi) pero quiero dejar algo en claro: el humo del cigarrillo es tan nocivo para quien enciende el cigarrillo por adicto como para quien inhala el humo de un fumador. Eso es una certeza médica, probada en diversos estudios (te invito a informarte al respecto). Como digo siempre, podés fumar hasta el cansancio, no me interesa mientras lo hagas en tu casa. Si creés que el humo no le hace mal a los demás, fumá todo el tiempo delante de tus hijos o familiares y hacelo en cantidad. Luego me contás como afecta a su nivel de vida.
Pero incisto, fuma cuanto quieras, cuanto te de la gana,hasta el hartazgo, pero hacelo en tu casa, no tenés derecho a molestarme. Y yo tengo derecho a asistir donde quiera sin tolerar adictos que me afecten con su vicio.
Gracias.