2008-10-07

El viejo de enfrente

Hacía varios meses que había terminado mi relación con G. Había costado porque se trataba de una personalidad obsesiva, pero también había algo parecido al cariño (ya no era amor, no creo que nunca lo fuera) y una historia trágica detrás. A pesar de lo dificultoso, del miedo a la soledad, no era justo. Así que se terminó.
Lo cierto es que recibía llamadas semanales con promesas de muerte seguidas de llamadas pidiendo perdón, llantos histéricos y vueltas a las promesas de muerte bajo tortura.
Entre tanto, el viejo de enfrente, ferviente canalla como yo, miraba la vida pasar desde su asiento con ruedas, añorando quizás épocas más completas (física y psíquicamente) y hablando bastante poco, salvo el acostumbrado "buen día, don Benito", y la consabida respuesta: "Buen día nene" que a veces variaba con un "Buen día, querido".
Su esposa estaba en las etapas iniciales del alzheimer, por lo que tenía en que pensar... demasiado en que pensar.
Un sábado decidí quedarme en casa. Mis viejos en la casa de fin de semana y con uno de los perros, me quedó la otra perra como fiel guardiana y compañía en casa.
Me preparé para hacer una noche de p.c. y arranque nomás, luego del futbol por tv. A eso de las 3 am, unos golpes furiosos en la puerta y unos gritos de "te odio, basura" en mi tradicionalmente tranquilo barrio. Sin pensarlo dos veces, sabía que G estaba borracha y sin hacer el duelo aún. Como otras tantas veces, llamé a su hermana.
Hola A, si, está en la puerta de mi casa... no, no le contesté ni nada. La pasás a buscar? ok.
Al rato escucho el timbre, pero siguiendo lo pactado, ni me asomé. Unas luces azules me llamaron la atención. Negra ladraba a todo pulmón por lo que el desorden sonoro era mayúsculo.
La policía seguía tocando el timbre y hablando con G y A sobre un posible intento de asalto en una casa sin ocupantes. Dos horas estuvieron en la puerta; a esas alturas ya ni se me ocurría asomarme, dos horas hasta que se fueron, todos, cada uno por su lado (nunca supe del arreglo al que llegaron, pero me imagino que la policía tendrá miles de cosas más importantes que hacer que arrestar a alguien que, en estado de ebriedad, terminaría pensando "...no creerías las cosas que he hecho por él...").
al otro día:
-Buen día, don Benito
-Buen día nene... vení un momento para acá.
-Si, digame...
- Que lío anoche, eh?
- Si, bastante, pero bueno...
- Yo llamé a la policía.. y si, no tanto por el lío (si habré pasado por cosas parecidas -y se sonrió de lado-) pero más que nada por darte una mano. Esa chica es muy celosa, obsesiva, compulsiva y con graves problemas emocionales. seguramente le falta alguno de los padres y está llenando ese vacío con la relación con vos. Hiciste bien en terminarla, si hasta tenía celos de tu mamá! Ni Negra la quería, y eso que esa perra es una santa, pero los animales saben. De todas maneras era bonita, eh? Salvando esas condiciones para el psiquiátrico, con un poco de Valium la hubieses controlado... Jeje, espero no te haya molestado.
Y que le iba a decir?

LGS

11 comentarios:

Eric dijo...

Un grosso el viejo. Me encantó este post. Una vez tuve una separación similar, con una ex novia de características parecidas. No llegó a tanto, pero siempre tuve miedo de que pasara algo así. Me acuerdo de pensar "esto no puede estar pasando". Y en ese caso, un viejo así hubiera sido providencial.

Angie dijo...

que maestro el señor.
hay cosas que el tiempo te ayuda a ver mejor.
la proxima, elegí mejor...

LGS dijo...

Eric: Si de situaciones al estilo "esto no puede estar pasando" se trata, tengo para un manual al mejor estilo Kapeluz (eso es más de los 80's eh? no entra en tu blog =o)). A mi me llamó mucho la atención el análisis del viejo que solo me veía, seguramente, cuando entraba y salía de casa. No me lo esperaba para nada, jeje

Angie: Esto sucedió cuando tenía 23 años, es decir, hace 9 aproximadamente. Hubo siguientes elecciones, y una fue peor inclusive!!!! Por suerte, ya no tengo que elegir más.
Saludos a los dos, gracias x los comentarios!

Silvina dijo...

Uffffffffff... me hiciste acordar a un ex novio, más que obsesivo, y un perverso resultó al final! Según el me estuvo observando cada mañana salir de mi casa, me dejaba cosas en la puerta, bueno además de los incansables llamados a altas horas de la madrugada... Terrible! Al final desistió...ja!

Espero estar en buenas manos ahora ;) jjiji

LGS dijo...

Sil: En una época me llamaban dos ex novias, pero no hablaban. Me di cuenta de quienes eran porque decidí poner el identificador de llamadas (algo sumamente novedoso para la época) y devolví algunas llamadas, lo que generó sorpresa y enojo, je. Las llamadas, claro, eran tipo 3 am, horario que si suena el teléfono uno se pregunta "quién murió?"
Saludos!

gataflorista dijo...

y como que te dejo re callado no?

lindo blog,y un beso al señor!

Anónimo dijo...

QUE EPOCA, estuve un dia después de los sucesos comentados. Digno de una comedia italiana. jeje!!!!

PD: Me sigo riendo!

carmela dijo...

Sin ánimo de ofender, pero los hombres se las eligen locas. El otro día hablaba de eso con un amigo...Uds. se las eligen locas y nosotras...en fin..

igual más allá de la cuestión de género...coincido ¡hay que elegir mejor!

y rescato estas frases de tu vecino que son inolvidables "eguramente le falta alguno de los padres y está llenando ese vacío con la relación con vos"..."con un poco de Valium la hubieses controlado.."

jaja.

¡saludooos!

LGS dijo...

Gataflorista: Me dejó pensando una semana seguida el viejo. No puedo mandarle un beso de tu parte porque el hombre ya murió hace unos años. Pero la tenía clara...viejo zorro!

Carmela: Las elegimos locas? No creo, sucede que las cuerdas ya están ocupadas o no les interesa, y las demás aparecen como la mujer de tu vida y guardan todo, un día explotan y terminas preguntándote de donde salió todo esto? En realidad, siguiendo tu razonamiento, las locas son mayoría!!!! jejeje

Chilo: vos te acordás del viejo, no? Cero que era de la CIA, conocía todo de todos... que épocas! La perra del relato era Negra, pobre, otra finada... de los 4 protagonistas del relato, 2 ya no están!!! como pasa el tiempo.

Anónimo dijo...

Redacta aquella vez que solo eramos dos leones jugando contra todos los equipos que se nos presentaban. Digno de un cuento de Fontanarrosa.
Gay

LGS dijo...

No me le animo a tratar de imitar la prosa de Fontanarrosa... pero veremos que sale. Llevará tiempo, pero tiene un título tentativo: "Los dos leones"